Suma de Negocios / Deducibilidad del derecho de piso

Excélsior – Dinero / Falla de origen – Pág. 9, Rodrigo Pacheco.-

La pregunta más importante que debe de contestar el próximo Presidente de México en materia de política económica es: ¿el derecho de piso puede ser deducible de impuestos? el planteamiento es tan ridículo como la situación que padecen varias empresas en materia de seguridad. Por ejemplo, a finales de marzo Roberto Álvarez Heredia, vocero del Grupo de Coordinación Guerrero, que está integrado por el Ejército, la Marina, la Policía Federal, la PGR, el Cisen y el gobierno estatal de Astudillo Flores, expresó su preocupación por el anuncio de Coca-Cola FEMSA en cuanto al cierre de su Centro de Distribución (Cedis) en Ciudad Altamirano después de sufrir ataques directos en sus instalaciones.

Sin embargo, a casi dos meses Grupo Gepp, embotellador de PepsiCo, ha tenido que cerrar su Cedis en la misma localidad debido a que también ha padecido el cobro de derecho de piso por parte del crimen organizado.

A las 160 personas que trabajaban con FEMSA en la localidad ahora habrá que sumar a otras 70 de Grupo Gepp que no pueden laborar. No me extrañaría que en dos meses Walmart cierre su Bodega Aurrerá que se encuentra a cuatro cuadras del Cedis de PepsiCo o Elektra tome una decisión similar o Banamex y Bancomer mejor bajen la cortina de sus sucursales.

El problema no es único de la zona de Tierra Caliente en Guerrero, Lala cerró su Cedis en Ciudad Mante, Tamaulipas, prácticamente por las mismas razones. Nos enteramos de ello porque son empresas grandes o porque se vuelve escandaloso, como el caso del minisuper “El Surtidor”, que fue saqueado en Arcelia, Guerrero, también por no pagar derecho de piso.

El sentido común dicta que, si se presentan casos tan públicos, el gobernador de la entidad le hablaría a la Federación para decir: necesitamos acabar con la célula que está cobrando derecho de piso en Ciudad Altamirano, en el peor de los escenarios serán 40 criminales los que controlan la localidad, haciendo a un lado las fricciones de coordinación, con un trabajo de inteligencia no muy complicado en unas semanas  podrían detener a los líderes y hacer huir al resto y el gobernador podría ir a tomarse una foto volviendo a abrir la operación de las dos compañías en cuestión, no obstante, el grado de descomposición es tal y la madeja tan complicada que no se hace, mientras tanto los ciudadanos y las empresas, en la indefensión.

El asunto no es únicamente el cobro de piso, la Concamin daba a conocer que el robo al autotransporte de carga tiene costos directos e indirectos de 92 mil millones de pesos. Enrique González Muñoz, presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), dio cuenta que en los últimos tres años ha subido el robo al autotransporte en un 117% y además se tiene bien identificado que el tramo más peligroso se encuentra en la carretera México-Veracruz, nuevamente un tema relativamente acotado al menos en sus partes más peligrosas.

Lo mismo ocurre con el robo de vehículos a particulares, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) en los últimos 12 meses a partir de abril se dio un aumento de 19.8% de ese delito. Podríamos analizar sector por sector y encontraríamos que la extorsión se asoma por todos lados, ahí está el cierre de la mina de Pan American Silver en Chihuahua y lo mismo ocurre en Ecatepec, Estado de México, y en varios estados y ciudades del país.